Conclusiones de nuestra aventura en Silicon Valley

Nuestra participación en el Accelerator Program del Spain Tech Center ha sido una experiencia muy grata, muy positiva y muy enriquecedora en todos los sentidos.

Ha sido buena para nuestra empresa y para los que en ella trabajamos desde el punto de vista profesional, pero también desde el punto de vista personal.

Cuando nos presentamos para participar en el programa no pensábamos que seríamos seleccionados. Y es que, se presentaban muchísimas empresas tecnológicas de toda España. Había mucha competencia. Cuando nos comunicaron que éramos una de las 14 empresas participantes fue una gran alegría para nosotros.

Acudimos a San Francisco con dos productos. Por un lado, nuestro producto más maduro: nuestra gestión documental neodoc, con el que ya llevamos trabajando diez años. Y, por otro lado, con un producto muy nuevo: el software de analítica para retail Flame.

Al poco tiempo aterrizar en Silicon Valley, ya la primera semana, nos dimos cuenta de que teníamos que apostar por nuestro producto de retail: Flame, que en seguido empezó a cosechar un feedback muy positivo en San Francisco. Fueron muchas las personas que mostraron interés por la herramienta: posibles clientes e inversores.

De hecho, a las dos semanas, nos invitaron a participar en el Brand & Retail Innovation Meetup”. Una gran oportunidad para darse a conocer en el mercado estadounidense, un evento en el que tan sólo participaban 7 empresas y nosotros teníamos el honor de ser una de ellas.

Queremos aprovechar este momento para agradecer todo el apoyo recibido. Tanto de nuestros amigos y familiares como de todas esas personas que han seguido nuestra aventura por las redes sociales, deseándonos siempre suerte y mucho ánimo con sus “me gusta” y sus “favoritos” en Twitter. Gracias al Club Asturiano de la Innovación, al Diario El Comercio, al Ayuntamiento de Gijón, y a muchos otros que nos han ayudado a la difusión de este periplo que tantas satisfacciones nos ha reportado.

Por supuesto, damos también las gracias al Spain Tech Center y al Icex por el estupendo trato recibido

Gracias a todos. Y seguimos en contacto. :)

Acabamos con esta frase vista en un buque acorazado de la II Guerra Mundial. Y es que, está claro: skill and devotion. dos ingredientes imprescindibles para emprender.